whats app

¿Por qué deberías usar mascarilla para soldar o cortar?

Posted On: Feb 12, 2022

Seen by: 180

Categories: EQUIPO DE SEGURIDAD INDUSTRIAL

Author: XUUA

GASES Y VAPORES EN EL PROCESO DE SOLDADURA 

El humo de la soldadura en el proceso de soldadura eléctrica es una mezcla de partículas finas y gases. Las sustancias más comunes son cromo, níquel, asbesto, manganeso, sílice, berilio, cadmio, monóxido de carbono, cobre, plomo, ozono, cinc etc. que pueden ser tóxicos. 

Estos vapores provienen de : 

  • Al momento de soldar se desprenden pequeñas partículas del material base.

  • Los revestimientos del electrodo.

  • Pinturas o recubrimientos del material a soldar.

  • Contaminantes en el aire de procesos de pulido y esmerilado 

El riesgo de estos gases y vapores dependerá del material, tipo de proceso y condiciones del área de trabajo. Las partes del cuerpo que pueden ser afectadas son pulmones, riñones, corazón y sistema nervioso central.

EFECTOS A CORTO PLAZO 



La exposición a gases metálicos (tales como zinc, magnesio, cobre, y óxido de cobre) pueden causar fiebre de los humos metálicos. Los síntomas de la fiebre de los humos metálicos pueden ocurrir de 4 a 12 horas después de haber estado expuesto, e incluye escalofríos, sed, fiebre, dolores musculares, dolor en el pecho, tos, dificultad para respirar, cansancio, náusea, y un sabor metálico en la boca.

El humo de la soldadura también puede irritar los ojos, la nariz, el pecho, y las vías respiratorias, y causar tos, dificultad para respirar, falta de aliento, bronquitis, edema pulmonar (líquido en los pulmones) y neumonitis (inflamación de los pulmones). Efectos gastrointestinales, tales como náusea, pérdida de apetito, vómitos, calambres, y digestión lenta también han sido asociados con la soldadura.

• Algunos componentes de los vapores de la soldadura, tal como el cadmio, pueden ser fatales en poco tiempo. Los gases secundarios que son despedidos por el proceso de la soldadura también pueden ser extremadamente peligrosos. Por ejemplo, la radiación ultravioleta que es despedida al momento de soldar reacciona con el oxígeno y el nitrógeno en el aire para formar ozono y óxidos de nitrógeno. Estos gases son mortales en dosis altas, y pueden causar irritación en la nariz y la garganta, así como enfermedades serias de los pulmones.

EFECTOS A LARGO PLAZO 

• Estudios han demostrado que los soldadores tienen un mayor riesgo de cáncer del pulmón, y posiblemente cáncer de  laringe y de las vías urinarias. Estos resultados no son sorprendentes en vista de las grandes cantidades de sustancias tóxicas en el humo de la soldadura, incluyendo a los agentes causantes de cáncer tales como el cadmio, níquel, berilio, cromo y arsénico. • Los soldadores también pueden experimentar una variedad de problemas respiratorios crónicos, incluyendo bronquitis, asma, neumonía, enfisema, neumoconiosis (se refiere a enfermedades relacionadas con el polvo), capacidad disminuida de los pulmones, silicosis causada por la exposición al sílice), y siderosis, la cual es una enfermedad relacionada con el polvo causada por polvo de óxido de hierro en los pulmones. • Otros problemas de salud que al parecer están relacionados con la soldadura incluyen: enfermedades del corazón, enfermedades de la piel, pérdida de audición, gastritis crónico (inflamación del estómago), gastroduodenitis (Inflamación del estómago e intestino delgado), y úlceras del estómago e intestino delgado. Los soldadores que están expuestos a metales pesados, tales como el cromo y el níquel también han experimentado daño a los riñones. • La soldadura también representa riesgos reproductivos para los soldadores. Los estudios han demostrado que el trabajo de soldadura ha tenido efectos adversos en la calidad del esperma, la concepción, y los embarazos entre los soldadores o sus cónyuges. Las posibles causas incluyen exposición a metales tales como el aluminio, cromo, níquel, cadmio, hierro, manganeso y cobre; así como gases tales como nitrosos y ozono; calor; y radiación ionizante usada para inspeccionar las junturas.

Los soldadores que desempeñan trabajos de soldadura o cortan en superficies cubiertas con aislamiento de asbesto corren el riesgo de contraer asbestosis, cáncer del pulmón, mesotelioma y otras enfermedades relacionadas con los asbestos. Los empleados deben ser capacitados y se les debe proporcionar el equipo protector apropiado antes de soldar cerca de material que contenga asbestos.

Dejar un comentario

Iniciar sesión


OR

Deja tu comentario via facebook

Follow us on Facebook